Archivo de la categoría: Artículos Del Autor

¿Es Necesario Reformar A Dios?

Por el hermano Marcos García

Pareciera que hay una enorme confusión en los líderes eclesiales en cuanto a las riquezas, esta se da en todos los que hayan tocado el más mínimo fleco del manto del poder.

El hombre que se conoce como hijo de Dios y heredero de la eternidad, tiene una visión diferente de las cosas de esta vida y de este mundo, no puede imaginar nada más elevado que, buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Sostenida

Con Huellas De Llanto

Si hacemos una visita al Antiguo Testamento saldrán a nuestro encuentro verdades extraordinarias de hombres, que sin pedirlo, formaron parte de los prosperados de Jehová. Hombres como Job, que aunque no habían leído ley alguna, la sencillez de su corazón y el temor de Dios los hacía perfectos y rectos delante del Padre Eterno.

Luego que quedó testimonio manifiesto de hombres que mantuvieron su integridad antes que la Ley fuera emitida y mucho antes de que el Espíritu Santo fuera derramado sobre la humanidad, aparece sistemáticamente estructurada la manera cómo ha de hacerse, y la razón por la que el hombre será prosperado. Deuteronomio 8:17, 18; Cap. 28.

El apóstol Pablo tiernamente le conversa a un joven líder y le expresa de la manera más firme el rigor de la experiencia que ha sufrido durante su apostolado, cuando sus ojos han sido obligados a ver desde primera fila la implacable destrucción de aquellos que quieren enriquecerse. 1 Timoteo 6:9, 10.

En estos días donde el mal que más perversamente ataca a la humanidad es el deseo de riquezas, las palabras del sabio vuelven a recordarnos el peligro que ellas llevan consigo. Proverbios 11:28 El que confía en sus riquezas caerá.

La Biblia Traducción en Lenguaje Actual dice en el capítulo 28 del libro del profeta Ezequiel 3 No eres más sabio que el profeta Daniel, ni conoces todos los secretos, 4 pero ciertamente eres muy listo: has logrado amontonar oro y plata, y te has hecho muy rico. 5 Sabes cómo hacer negocios. Por eso te has hecho rico y te has llenado de orgullo. 6~8 Como te sientes muy sabio, y hasta te crees un dios, voy a lanzar contra ti gente cruel de otros países. Esa gente te atacará y te hará la guerra. Acabará con tu belleza, con tu sabiduría y tu grandeza. Con violencia te quitará la vida, y morirás en el fondo del mar. Te juro que así lo haré.

Sin embargo, son cada día más los que sin remilgo cubren sus oídos con los tapones de la avaricia dejando su corazón expuesto totalmente al flagelo que los hará despertar frente a un juicio similar al que Jehová determinó para el ángel rebelde.

De tal manera que son selectivos al momento de predicar o enseñar tomando textos manipulables y dándoles connotaciones distintas a lo expresado en Las Escrituras.

Es más que repugnante escuchar las consecutivas exhortaciones de hombres y mujeres que haciendo mal uso de La Palabra de Verdad están vehementemente agotando sus fuerzas persuadiendo a la gente a ser dioses, popularizando en las congregaciones la terminología humanista: autoaceptación, autoestima, autoafirmaciones, pensamientos y confesiones positivas, automejoramiento, autorrealización, etc., todas ellas provenientes del Hinduísmo.

Después, utilizando las selectas palabras o frases que enunciamos en párrafo anterior adoctrinarán la grey haciendo del positivismo y la fe; del positivismo y el fatalismo, una misma cosa.

Por supuesto, que para implementar la terminología de La Nueva Era es preciso recurrir a la sicología y a la filosofía; estas disciplinas ayudarán al expositor en el proceso de hacer los cambios que considera pertinentes para la consecución de sus mezquinos intereses, o sea, que el hombre cree su propia verdad, ya que con esta nueva conciencia el hombre descubrirá sus poderes sobrenaturales.

Es aquí donde artificiosamente con el uso de palabras llamativas como: reformular, replantear, reordenar, redireccionar, etc., se le da una connotación “moderna”, haciendo ingentes esfuerzos por lograr hacer una reingeniería inédita a La Palabra de Dios.

Hoy se escuchan por doquier sermones altamente contaminados con motivación, sólo hay que sintonizar una estación de televisión o de radio, y allí está el personaje, que con La Biblia abierta lee y te obliga a repetir la palabra o frase clave con la que desarrollará su servicio, haciendo uso de su inteligencia, ya que de otra manera no podrá llevar al escucha al camino por donde quiere conducirle.

Debido a que La Biblia es divina, no está limitada a la inteligencia humana, por eso es tan frecuente que nos lleve más allá del límite de nuestra inteligencia, esto hace necesario que dependamos del Espíritu Santo para escudriñarla.

Cuando el líder eclesial usa La Biblia como una herramienta y no como La Palabra de Dios, inmediatamente se convierte en locutor de incoherencias doctrinales producto del desvío de su identidad. En este estadio asumirá la tarea de reformular Las Escrituras, acomodándolo todo, o lo que estima conveniente, a la medida de sus necesidades.

Este desvarío es tan poderoso que lo arrastrará hasta su nueva condición, la de falso maestro, del cual se derivarán figuras que estimularán su ego, como profeta, apóstol, etc. Bajo la sombra de cualquiera de estos sombreros creará normas y leyes que prohibirán todo tipo de crítica, incluyendo las suyas amable lector.

Por esta razón no son pocos los pastores que temen invitar a predicadores o evangelistas comprometidos con el Señor y su Palabra, por miedo a que al ser la congregación penetrada por la Verdad quede en evidencia sus paganos intereses de usar la piedad como recurso para obtener prosperidad económica. 1 Timoteo 6:5.

Estos son los hombres a los que el Señor señala, reprende y amenaza duramente en Jeremías 6:13 Porque desde el más chico de ellos hasta el más grande, cada uno sigue la avaricia; y desde el profeta hasta el sacerdote, todos son engañadores. 6:14 Y curan la herida de mi pueblo con liviandad, diciendo: Paz, paz; y no hay paz.; Y en Isaías 32:5 Ya no se llamará noble al necio, ni será respetado el canalla.

Inmundicia atractiva

Flor Hedionda

Son los mismos a los que Dios en el libro del profeta Ezequiel reconviene con manifiesto dolor, expresando toda la ternura y pureza del amor que le profesa a la humanidad cuando dice: Por cuanto entristecisteis con mentiras el corazón del justo, al cual yo no entristecí, y fortalecisteis las manos del impío, para que no se apartase de su mal camino, infundiéndole ánimo, Ezequiel 13:22

Con esta clase de docencia impartida por los predicadores de la prosperidad, ya el pueblo de Dios no sólo perece por falta de conocimiento, ya no es llevado cautivo sólo por ignorancia, sino también, por los argumentos de la falsamente llamada ciencia.

Siento complacencia al terminar este aporte con las palabras del insigne hermano John MacArthur en su obra Difícil de Creer:

Los pastores y maestros que diluyen el evangelio de Cristo para hacerlo más popular y atrayente son responsables de conducir a su público por el camino que lleva al castigo eterno.

En este libro John MacArthur expresa la tendencia moderna de alterar el mensaje verdadero del cristianismo con el fin de complacer los caprichos y deseos de una cultura que espera recibir mensajes sin confrontación, respuestas fáciles y compromisos superficiales.

Un agradecido abrazo, por leerme.

Anuncios

Es Necesario Pasar Por Samaria

Nombre del artículo:

Es necesario pasar por Samaria

por el hermano Marcos García, octubre de 2008

El hombre y la mujer cristianos viven inmersos(as) en un mundo de necesidades. Estas van tomando un lugar cada vez mayor en su corazón, tanto es así que basta con escuchar la oración de cualquiera de ellos(as) para darse cuenta que casi el 100% de su contenido es una egoísta y larga lista de, muchas veces, innecesarios pedidos.

Algunas veces se me dificulta orar en el altar de la Casa de Oración, debido al aluvión de extravagantes pedidos que desordenadamente y con evidente desesperación son emitidos, en ese lugar santo, al dueño de la plata y del oro.

Desprendida Del Acantilado

Bordeando la costa de Panamá me encontré con esta maravillosa escena,una roca posando sobre la arena y acariciada por las olas.

Bien dice Salomón en Proverbios 2:4 que el hombre y la mujer buscan con mucho empeño la plata y los tesoros. La sugerencia que encontramos en el versículo 4 parece mas bien un anticipado reproche a quienes van tras las añadiduras esperando que el reino de Dios y su justicia venga en el paquete.

Las necesidades del cristiano(a) deben ir más allá de rodearse de bienes materiales; Sin dejar de optar por vivir dignamente: es necesario pasar por Samaria.

La necesidad que tuvo Jesús de pasar por Samariaera tan grande como el deseo del Padre de reconciliar al hombre y a la mujer con él. El capítulo 4 de su evangelio, de acuerdo a Juan, nos lo explica de una forma exquisita.

Desafiante

Cuanto más lo golpean, es más bello...

En esta primorosa exposición su facilitador nos deja todas las cosas claras, entre ellas, que no era realmente la necesidad de Jesús, era la necesidad de una mujer sin esperanzas; la necesidad de un ser humano bajo la rigurosa opresión de la discriminación, la de una persona que parecía llevar escrito en la frente el estigma de pertenecer a un pueblo menospreciado; la mancha de ser samaritana.

Por la forma cómo Jesús enfoca sus enseñanzas vemos que su más grande necesidad es aquella que apunta hacia la salvación de los(as) perdidos(as). Él quiere pasar donde están los(as) necesitados(as) y de esta manera cumplir su misión. La voluntad del Padre es volver a los hombres hacia él, y Jesús vino para cumplir con esa voluntad. Esta también deber ser la necesidad de los pastores(as), evangelistas, líderes; de aquellos(as) que tienen un cargo mayor en la iglesia y que bajo excusas, y haciendo mal uso de su autoridad envían a otros a Samaria, cuando el ejemplo del Señor dice que ellos deben ir por delante, ellos deben tener la necesidad de pasar por Samaria.

Cuando la mujer samaritana le dijo a Jesús que, “judíos y samaritanos no se tratan entre sí”, estaba dibujando un cuadro lleno del más grande prejuicio y rencor racial. Jesús consciente de esta situación decidió ir a ese lugar sin importarle su propia condición judía. Samaria también significa “vivir con un cerco alrededor”. Esto nos hace pensar que era un sitio de difícil acceso para alguien que no viviera allí. La dama que nos ocupa representa muy bien el significado de este nombre. Ella también vivía con un cerco alrededor de su disipada vida. La soledad de su alma le hacía vivir en esa condición. Para ella, la ciudad de Samaria era como su propia cárcel. Vivía bajo el fantasma de sus recuerdos, de sus dudas, y por seguro bajo la mirada escrutadora y el dedo acusador de sus vecinos(as). Ella conocía su cerco, razón por la que no abrigaba esperanza. Este es el estilo de vida de mucha gente en la actualidad. Han construido una gran barrera alrededor de sus vidas. Mujeres y hombres encerrados en un mundo religioso, místico, filosófico; en un mundo lleno de vicios y todo tipo de sensualidad. A ellos Jesús quiere ir, a él le es necesario pasar por Samaria.

La mujer de esta historia nos describe la condición en la que vive la gente que no ha conocido al Salvador. Ella estaba presa de su propia vida. Vivía bajo una especie de somnolencia, dominada y controlada por su propio pecado. Ella vivía en un submundo donde su propio vicio se burlaba de ella. Con esta mujer Jesús intencionalmente tuvo un encuentro. Él pasó donde otros no pasaron. El vino a buscar lo que otros(as) no buscarían. Ese sigue siendo su mensaje.

Jesús se expone al escarnio rompiendo los esquemas establecidos. El versículo 27 de Juan nos dice que cuando los discípulos regresaron se asombraron que su Maestro estuviera sentado y hablando con una mujer. Las vallas eran evidentes, pero en esta historia Jesús rompió con las más comunes de su tiempo y que son las mismas que predominan hoy a la hora de llevar a otros el evangelio. Rompió la valla del sexo; no era normal que un hombre estuviera hablando a solas con una mujer, rompió la valla del prejuicio; aquella mujer era una samaritana, alguien que era menospreciado por los judíos. También rompió la valla religiosa, los judíos decían que era en Jerusalén donde se tenía que adorar, mientras que los samaritanos hablaban de su propio “monte de adoración”. Y allí estaba Jesús, enfrente de alguien con una gran carga, con una gran pena sobre sí. Una mujer que representa la soledad en su más cara expresión, acompañada de la tristeza y la frustración al ver que no había salida para su circunstancia.

Llama la atención que esta mujer iba a buscar agua en la hora donde se suponía que no había gente en el pozo, posiblemente para evitar la vergüenza de ser vista públicamente, pero a Jesús le era necesario pasar por Samaria. Hay un pozo del encuentro para todo(a) aquel o aquella que anda como escondiéndose de su miseria y de sus problemas. Jesús nunca rehusará sentarse al lado de alguien que le necesita. A él le es necesario venir, estar y oír a aquel o aquella que nadie quiere o al que piensa que no vale nada.

Cuántos hay en esta vida que viven bajo la sombra del menosprecio, viven en Samaria, mientras los pastores(as) están cómodamente sentados en Jerusalén predicando a los salvos, sanando a los que no están enfermos, aconsejando a los sabios, pero a Jesús le era necesario pasar por Samaria, porque él  vino a buscar y a salvar lo que se había perdido. Él descendió del cielo dejando su trono de gloria, la continua alabanza de los ángeles, la comodidad del paraíso eterno, para venir y sentarse con quienes otros(as) no se sentarían. Es aquí donde se cumple la palabra, cuando de él se dijo en Mateo 9: 36 Y viendo las multitudes, tuvo compasión de ellas, porque estaban angustiadas y abatidas como ovejas que no tienen pastor.

Si quiere merecer el título de pastor(a), salga de esa comodidad y vaya a Samaria, imite al Buen Pastor que va buscando a aquellas ovejas que salen furtivamente al pozo en busca de lo que calme su sed. No pierda de vista que el cansancio no fue una excusa para el Maestro. Asegúrese que nadie está fuera de su amor y perdón, aprenda a sentarse con todo el mundo, que nadie escape a su ternura y a su compasión.

Hoy, cuando no son pocos, los que al igual que los judíos han construido sus propios caminos para no pasar cerca, ni tener encuentros con el despreciado pueblo samaritano, so pretexto de “los pastores no paren, lo hacen las ovejas” es urgente recordar que a Jesús, al Pastor de pastores, le era necesario salvar lo que otros no salvarían, a él le era necesario pasar por Samaria.

 

Glosario de términos

Aluvión: Cantidad grande de personas o cosas, especialmente cuando aparece repentinamente y al mismo tiempo.

Furtivamente: Que se hace a escondidas o de manera disimulada.

Primoroso, sa: Excelente, delicado y perfecto. Diestro, experimentado y que hace o dice con perfección algo.

Bibliografía

Biblia Reina Valera 1960

Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, Vigésima segunda edición

Diccionario Manual de la Lengua Española Vox.© 2007 Larousse Editorial, S.L.

La Biblia Paralela en línea. Moderno Español. http://bibliaparalela.com/

Los énfasis son del autor del artículo.

Su Majestad, La Ambición

por el hermano Marcos García, julio de 2008

Que el mundo le haya dado un sitial a la ambición; el que el sistema capitalista la presente como una virtud, es desastroso; pero, que la iglesia haya terminado santificándola, es  detestable e ignominioso.

La ambición permanece virtualmente latente en todos nosotros, es de suma importancia que la reconozcamos antes que ella tuerza nuestra alabanza, adoración y reprima la gloria que debemos darle al Señor.

Un raro insecto peludo sobre una hoja de hierba.

Siempre que en una iglesia haya un problema hay que preguntarse quién tiene celos y ambición personal, Santiago 3.16: dice: Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa. A través de mis años en el evangelio he descubierto que el problema detrás de los conflictos y los malos entendidos son los celos y la ambición personal. Los que no se resuelven hasta que uno los identifica. Sin embargo, nadie va a admitir que su motivación está siendo controlada por estos venenosos elementos, que por lo general son razones personales, disfrazadas y justificadas por discusiones teológicas, en su gran mayoría de fondo vacío.

Muchos estudiosos de la Biblia coinciden en que Lucifer era el ángel de más belleza, posición y talento. La historia muestra en incontables casos que las personas con grandes dones, habilidades y talentos han ambicionado aun más, lo que ha acarreado serios problemas. Rara vez es el creyente nuevo, el miembro de poca experiencia o sin posición en la congregación quien crea las divisiones. Son las personas dotadas las que están detrás de los grandes conflictos. Son aquellos que están insatisfechos con la realidad de la iglesia.

Hay gran necesidad de empuje y deseo de ver el Reino de Dios exaltado, adelantado y extendido. Cuánto necesitamos de hombres y mujeres encendidos con celo santo, donde la expresión sincera de sus corazones sea que Cristo crezca y ese usurpado yo disminuya, o lo que es mejor, desaparezca. Pero la naturaleza pecaminosa pervierte esto, buscando el engrandecimiento personal, el prestigio y la estima en los ojos de otros, descuidando el camino estrecho, a fin de lograr adelantarnos.

La prevención con actitudes y acciones correctas, además de evitar la perniciosa ambición, nos ayudará a crecer en virtud interior. Si aceptamos que la exaltación valedera viene únicamente de Dios, ya no estaremos tan motivados para buscar la humana. Por otro lado, Dios nos llama a la fidelidad y al servicio, no necesariamente al éxito. Salmo
75:5,6 y 7 5 No levantéis en alto vuestra frente, ni habléis con el cuello
 erguido. 6 Porque ni del oriente, ni del occidente, ni del desierto viene el enaltecimiento. 7 Pues Dios es el Juez: A éste abate y a aquél exalta.

El dolor me lastima al ver a líderes (pastores(as), diáconos, diaconisas, maestros(as), evangelistas, y lo que es peor, a los ahora en boga apóstoles) haciendo alarde de su poder, hablando con cerviz erguida, enseñoreándose del pueblo al cual han sido llamados a servirle.

No somos el Señor ni señores, sólo pecadores salvados por gracia. Con paciencia y perseverancia llegaremos a reinar con él si tomamos cuidado de no caer en la pasión que hizo, al diablo, diablo.

Reflexionemos con la Biblia en la mano.

Glosario de términos

Ignominia: Afrenta pública.

Pasión: Perturbación o afecto desordenado
del ánimo. Apetito o afición vehemente a algo.

Usurpar: Apoderarse de una propiedad o
de un derecho que legítimamente pertenece a otro. Arrogarse la dignidad, empleo
u oficio de otro, y usarlos como si fueran propios.

Bibliografía

Biblia Reina Valera 1960

La Biblia Paralela en línea. Moderno
Español. http://bibliaparalela.com/

Diccionario de la Real Academia de la
Lengua Española, Vigésima segunda edición

Los énfasis son del autor del
artículo.

¿Para Qué Ocultarlo?

Nombre del artículo:                                                                        ¿Para
qué ocultarlo?

por el hermano Marcos García, marzo de 2008

Mientras que el mundo trata de sacarlo
todo a la luz, la iglesia está haciendo ingentes esfuerzos por ocultarlo todo.

Jesús dice en el versículo 22 del
capítulo 4 del evangelio según Marcos, 4:22
Porque no hay nada oculto que no haya de
ser manifestado; ni escondido, que no haya de salir a luz.

            Es preciso
que los(as) líderes de la iglesia creen conciencia con respecto a lo que hacen,
para no tener que ocultarlo luego. No niego que habrán excepciones, mas la
regla es que, amparados(as) en la ya acuñada frase “ética ministerial”, los hermanos(as) que tienen a cargo la
administración de la iglesia se protegen
unos a otros ocultando las fechorías que hacen en las congregaciones, que van
desde la acepción de personas hasta malversaciones a las arcas de la iglesia.

Bajo el paraguas de “no toquen al ungido” son muchos los
hombres y mujeres de Dios que se han adueñado de la iglesia de Cristo para
lucrar con ella, a pesar de la advertencia que el apóstol Pedro nos hace en su
primera carta, capítulo 5, versículo 2: Apacentad
la grey de Dios … no por ganancia deshonesta, …

            Sobre esto
escribe Pablo en la segunda carta a los corintios; sobre la transparencia con
que se deben manejar los fondos de la iglesia, para evitar que nuestras
acciones sean piedra de tropiezo y que los enemigos de Jehová blasfemen contra
él.

2 Corintios 8:19~21.

8:19 y no sólo esto, sino que también fue designado por las iglesias como
compañero de nuestra peregrinación para llevar este donativo, que es
administrado por nosotros para gloria del Señor mismo, y para demostrar vuestra
buena voluntad;

8:20 evitando que nadie nos censure en cuanto a esta ofrenda abundante
que administramos,

8:21 procurando hacer las cosas honradamente, no sólo delante del Señor
sino también delante de los hombres.

Pero, aunque parezca fuerte, parece
que estos hermanos(as) han arrancado la página de su Biblia donde aparecen
estos versículos.

Pablo dice: evitando que nadie nos censure;
Esto es porque la iglesia debe ser y dar buen testimonio para la gloria de
Dios. También dice el apóstol: procurando hacer las cosas honradamente, no
sólo delante del Señor sino también delante de los hombres.
No somos una isla, somos la sal de la tierra, los no creyentes
ajustarán su reloj con el nuestro. Mire que el apóstol Pablo está mirando a los
cuatro vientos, ¡eso es verdadero temor de Jehová! Un temor que han perdido
hasta aquellos a quienes Dios ha dado la mayordomía, han perdido el temor de Dios
por miedo al hombre.

Hace rato que se escucha la expresión
“las iglesias son tierra de nadie”, y
es precisamente por la inoperancia de aquellos líderes (mayordomos) que
teniendo la responsabilidad de tomar cartas en el asunto, irresponsablemente lo
vuelven a dejar en las manos de Dios, lo que entraña desobediencia, es decir,
pecado. Es más, instan a la grey a mantener un silencio sepulcral ante los
desmanes que ellos(as) están perpetrando en la iglesia so advertencia de que
Dios los castigará si hablan, para estos casos, fuera de contexto, usan la palabra murmuran, cuyas connotaciones son anatema, que al usarla como
herramienta represiva les da buenos
resultados.

Estimado lector, no se aflija, hay
esperanza, Jehová está pronto a desechar a aquellos que continúan con tal
actitud, leamos Lucas 16:2 Entonces le llamó, y le dijo: ¿Qué es esto
que oigo acerca de ti? Da cuenta de tu mayordomía, porque ya no podrás más ser
mayordomo.

            El Señor
pondrá muy pronto los puntos sobre las íes, y serán muchos los que llorarán
amargamente.

            No permita
que nada lo separe del amor de Dios.

Glosario de términos:

Desmán. Exceso, desorden, tropelía.

Entrañar: Contener, llevar dentro de
sí.

Fechoría: Mala acción. Acción
maligna e ingeniosa.

Malversación: Delito que cometen las
autoridades o funcionarios que sustraen o consienten que un tercero sustraiga
caudales o efectos públicos que tienen a su cargo.

Perpetrar: Cometer, consumar un delito
o culpa grave.

 

Bibliografía:

Biblia Reina Valera – 1960.

Discurso a mis Estudiantes, Charles H. Spurgeon

Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.
Vigésima segunda edición.

Los énfasis son del autor del artículo.ººººººº

Complicando Las Escrituras

Por el hermano Marcos García, octubre de 2007
Nombre del artículo: Complicando Las Escrituras

Cuando el profeta Isaías fue llamado para ejercer la misión profética hacia el año 740 a.C., dijo algo, que por los años de distancia entre esta expresión profética y el nacimiento de nuestro Señor, me ha detenido más de una vez en mis ardientes y fríos desiertos a meditar en tan abarcadora palabra, …y entenderán lo que jamás habían oído. Isaías 52:15
petu.jpg
Esto lo dice refiriéndose a los reyes. En otras palabras, Jesús lo dirá tan claramente que les será muy fácil entenderlo, aún sin estar familiarizados con el asunto.

Jehová se ocupa de que sus hijos e hijas entendamos con meridiana claridad todo aquello que él nos dice y que quiere que sepamos, el Creador conoce perfectamente la
mente de cada una de sus criaturas, de cada uno de sus hijos, de cada una de sus hijas, y nos hace muy comprensible todo aquello que él desea que comprendamos.

Cuando Jehová habla por la boca de un hombre o de una mujer, pone en esa persona suficiente elocuencia para que a nosotros llegue ese mensaje sin distorsión alguna.

Jesús fue enviado por el Padre,…el que Dios envió, las palabras de Dios habla; Juan 3:34. El hijo de Dios hablaría de forma tal que todos pudiésemos entender, Jesús obedeció al Padre y abrió su boca en parábolas. Salmos 78:2; Mateo 13:35

El amor de Dios no es para una época o estación, su amor es eterno, Jeremías 31:3. Al igual que en el Antiguo Testamento le decía a sus profetas de una forma sencilla lo que deseaba que se dijera a su pueblo, lo hace hoy día. Son el hombre y la mujer quienes deciden complicar su mensaje, es posible que piensen que adaptándolo a su manera de pensar o a su visión, puedan ayudar en su comprensión, sin embargo, lo que logran es complicar lo que se les dio sencillo, pero con los nutrientes necesarios para atraer las almas al trono del Creador.

El éxito del evangelio de Jesús radica precisamente en la sencillez, en explicar al hombre y a la mujer lo que Dios Padre demanda de ellos y de ellas de tal manera que todos puedan venir al arrepentimiento y disfrutar de la vida eterna, que es el fin. Romanos 6:22

Solamente hay que leer el capítulo 8 del libro de Nehemías del versículo 1 al 8 para darse cuenta de la gran importancia que tiene la sencillez en la predicación y la enseñanza. Cuando al sacerdote Esdras se le pidió que trajera el libro de la ley de Moisés, éste lo hizo solícitamente. Los levitas Josué, Baní, Serebías, Jamín, Acub, Sabtai, Hodías, Maaseías, Quelitá,
Azarías, Jozabad, Hanán y Pelaías explicaban la ley al pueblo. Mientras
la gente permanecía en su sitio, ellos leían en voz alta el libro de la ley de Dios, y lo traducían para que se entendiera claramente la lectura. Nehemías 8:7, 8 DHH.

Conozco algunas congregaciones en donde se ha prohibido la explicación de la Palabra, vergonzosamente usan como excusa la falta de tiempo.

El hombre y la mujer de estos días está fascinado en producir mensajes interesantes, sin percatarse de que ya todos los mensajes están producidos, que sólo tiene que sustraerlos de las Sagradas Escrituras con la ayuda del Espíritu Santo.

El trabajo del mensajero(a) es como quien va al huerto y siega, debe tener mucho cuidado al preparar los productos para llevarlos a la mesa, no vaya a ser que inadecuados condimentos, o el exceso de ellos arruinen el poder nutricional o lo conviertan en una pócima venenosa.
No hay que ser un asiduo asistente a las reuniones (cultos), para escuchar como los testimonios usados como aderezo en el mensaje contaminan el mismo, dejando éste un sabor de impiedad en el corazón de los asistentes.

Con frecuencia los testimonios usados como ilustración no son más que historietas indignas de ser mezcladas con la Palabra de Dios. Algunos de estos testimonios riñen con los valores cristianos; honestidad, humildad[1], integridad, y otros.

Con lo anteriormente expuesto no quiero decir que la chabacanería, el léxico pobre o muy corriente, los modismos o vulgarismos, hacen a un sermón sencillo. Lo que deseo decir es que debemos predicar la Palabra de Dios sin adulterar, ya que sólo ella puede cambiar el corazón del hombre y de la mujer. Con palabras sencillas, Jesús, el Hijo de Dios, hizo que los reyes entendieran lo que jamás habían oído.

Biblias
utilizadas: RV-1960, Dios Habla Hoy 1996

Los énfasis son del autor del artículo.
________________________________________
[1] Humildad. (Del lat. humilĭtas, -ātis). f. Virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento. RAE